Seguidores

viernes, 3 de agosto de 2012

¡¡AY PLATERITO MÍO!!


















En primer lugar pedir disculpas por el abandono en que he tenido el blog por un tiempo, pero es que como decía aquel "antes es la obligación que la devoción" y estudiar y trabajar no le deja a uno tiempo para casi nada.

Pero al menos durante las vacaciones (de mis profesores) estoy más libre de versar y conversar.

 El asunto es que ayer, mientras venía a casa del trabajo, escuché en la radio a dos jóvenes periodistas que si están tan ricas como bonita es su voz deben ser espectaculares, que comentaban un juego de su programa llamado algo así como el "personaje misterioso".,

Una oyente en un ejercicio de perspicacia (y me temo que de optimismo) les mando un mensaje por contestador automático pidiendo que averiguaran quien era un personaje y a continuación les recitó el primer párrafo de "Platero y Yo" de J.R. Jiménez, nuestro gran premio Nobel. Ya saben, aquello de "Platero es pequeño, peludo, suave, tan blando por dentro que se diría todo de algodón, que no tiene huesos......"

A mi me encanto la referencia, no en vano para mi "Platero y yo" es icono de mi infancia (a pesar de que J.R.J. defendía que era un cuento para adultos) y leer la muerte de Platero (en esa época leíamos) fue para mi peor que ver en el cine la muerte de la mamá de Bambi.

Lo peor fue que esas dos "periodistas" empezaron ensalzar el mensaje por lo bonito y bien expresado pero a manifestar su ignorancia sobre el personaje en cuestión y afirmando que era pocos los detalles para poder  adivinarlo.

Me escandalicé al momento. ¿Puede ser posible que dos licenciadas universitarias de humanidades (aunque al ser periodismo podrían ser de deshumanidades) no conozcan el principio de "Platero y Yo"? ¡¡¡¡¡¡Pero si lo conoce hasta Fito el de los Fitipaldis!!!!!!

¡Que triste es ver como los jovenes de hoy (y yo no soy tan mayor creedme, que no he cumplido 50 aún) no conocen ni por el lomo a Don Alonso Quijano, a Platero, al Licenciado Vidriera, o a Lázaro de Tormes.

Más nos valdría quemar los televisores y las "plaiesteisions" y juntarnos en familia al calor de la chimenea (o de la calefacción, o al fresco del aire acondicionado, o en la piscina o playa en agostop,o....o....) a leer con nuestros hijos los grandes relatos de siempre escritos en nuestra hermosa lengua.

Seguiríamos igual de pobres (e igual de pobres que los protagonistas de esos relatos que así es nuestra literatura de calidad, siempre al lado de los más desvalidos) pero con más cultura. (que esto es la cultura y no los de la ceja)

En fin abusando de su paciencia y a pesar de que el gran maestro Juan Ramón prefería no encorsetar sus letras con las opresivas reglas de la rima y de la ortografía ("Si os dan papel pautad,... escribid por el otro lado") y por tanto solicitando su celestial indulgencia les dejo un sonetillo de arte menor (que me parece que así le va más a Platero) inspirado en mi indignación de ayer tarde

Y ya saben sean felices.... si les dejan (leer los clásicos ayuda a serlo)

Se olvidaron de Platero

Mira donde estés , Platero
a esta histórica nación,
excretar sin ton ni son
su cultura al vertedero

Observa con atención
al tonto y al majadero
que jamás leyeron, pero
devoran televisión.

¡Qué estúpido es el maestro
que a sus alumnos no enseña
de grandes libros lectura!

Pues con proceder siniestro
mal su papel desempeña
y es mal que no tiene cura